Lista Roja

Casa-Torre de Velarde

Inicio > Lista Roja > Casa-Torre de Velarde

PATRIMONIO CIVIL, Palacios

Información general

Historia:

Los Velarde estaban asentados en Santillana desde el siglo XIV. En 1330, el matrimonio formado por Juan Velarde, nacido en Santillana, y María de los Ríos, natural de Proaño, residían en la villa, lo que implica que la torre del Cantón, a pesar de su antigüedad, no era la casa solar, ya que se construyó algo más de un siglo después.

Según Enrique Campuzano fue construida por García de Velarde en el siglo XV. A finales de ese siglo eran señores de la torre, Ruy Hernández de Velarde el mozo y su mujer, María Hernández de Villa, fundadores del mayorazgo en 1528. Su hijo, Rodrigo Fernández de Velarde el mozo, casado con Elvira Sánchez del Corro y Oreña, heredó el señorío y se hizo con la totalidad de la propiedad de la torre, comprando a Aparicio Velarde, por 150.000 maravedíes, tres cuartas partes de ella, y la otra cuarta parte, que era propiedad de la hija de Garci Velarde, casada con Juan Barreda, la consiguió mediante un trueque. Tras diversas obras de reforma, Rodrigo la vinculó en su nieto, Pedro Velarde Barreda, ya que su hijo Juan había fallecido. Pedro casó con Catalina Calderón y fue el titular de los muy importantes mayorazgos de Calderón de la Barca y Velarde.

A la muerte de este último, en 1630, se realizó un inventario del contenido de la torre, del que se incluye un extracto que ayuda a entender cómo era la forma de vida de un rico hidalgo en el siglo XVII.  Por él, se sabe que la planta baja estaba distribuida en: sala principal («con seis recias sillas con respaldos y asientos de cuero negro”, bancos de respaldo adosados a las paredes y una mesa); despacho (con “bufete” de nogal y acebo”) y el comedor (con mesa y aparador de nogal). Las paredes se adornaban con un espexo de cristal grande y bueno” y «catorce cuadros que son de distintos nombres de Santos.

En el piso superior había otra sala (con doce cuadros y cuatro arcas de cedro, adornada con “un pistoletín de chispa muy bueno, con su caja de cuero verde, guarnecida la culata, con el albacón dorado y dos cotas de malla fina, muy buenas»); los dormitorios (con camas de campo encordeladas, con colgaduras de gorguerán y flecos de seda de colores, y cofres de cuero claveteados, en los que se guardaban las ropas y sábanas de Holanda y lino de la tierra”, y el resto del ajuar. Por último, la amplia cocina de ennegrecidas paredes, iluminada por cuatro candelabros, contenía “cinco calderas de cobre, cuatro asadores de fierro, dos sartenes también de cobre y siete jarras de estaño grandes. Abundaba la loza de Talavera, en cantidades hasta de cinco docenas de platos y tres de escudillas”. Tres maseras grandes servían para elaborar el pan que se hacía en la torre.

En el Catastro del marqués de la Ensenada de 1753, figuraba como propietario Pedro de Velarde Prada. En la actualidad, es de propiedad privada.

Descripción:

El edificio se encuentra en la confluencia de las calles Carrera, Cantón y las Lindas (tramo actual Beltran Clisson), lo que provoca una alineación con la Torre de Don Borja y la Torre del Merino. La calle de las Lindas era la separación entre la zona de influencia del poder del Merino y la zona del abad de la Colegiata. El lugar que ocupa es totalmente centrado en el actual casco monumental.

De estilo gótico, tuvo originalmente tres plantas, construidas en mampostería, con esquinas y vanos en sillería. En el siglo XVII parece ser que sufrió una reforma y se eliminó la tercera planta, con lo que aparentemente perdió su porte de “torre”, al quedar enrasada con la casa contigua a la cual parece anexa.

La fachada principal, en la calle de la Carrera, conserva dos puertas, una en arco de medio punto, actualmente tapiada, y otra abierta en arco apuntado, lo que señala su fábrica gótica. En el primer piso se ven dos ventanas lobuladas o treboladas, que datan de la reforma hecha en el siglo XVII y que sustituyeron a las primitivas saeteras. En la fachada posterior hay otra puerta, también gótica, oculta tras la citada reforma.

Grado de protección legal:

El PGOU le asigna el NIVEL 2 (del 1 al 6) CONSERVACIÓN INTEGRAL

Intervenciones:

Salvo la citada en el siglo XVII no se conocen otras.


Estado de conservación:

Se encuentra abandonada desde hace al menos cuarenta años, con un progresivo deterioro, habiendo perdido la cubierta y el interior.

El PGOU de Santillana contempla este edificio con un nivel de protección 2 integral, lo que exige una protección total del edificio, de sus características arquitectónicas y de su forma y ocupación. El propio PGOU indica que cualquier actuación que se realice en él ha de devolverle a su estado anterior más valioso que el actual y con su tercera planta.

Image
  • Localidad: Santillana del Mar
    Localización: Cantabria, Cantabria
  • Fecha de inclusión: 04 febrero, 2022
    Tipología: PATRIMONIO CIVIL, Palacios
  • Periodo histórico: Edad Moderna
    Época: Siglo XV
    Propiedad: Privada - Privada

Situación

Motivos de inclusión y retirada

Motivos de inclusión:

04 febrero, 2022

Hay un abandono absoluto con el consentimiento municipal que puede llevar a la pérdida del bien. Todas las razones arquitectónicas, históricas y estéticas propias del Conjunto de Santillana son motivos para pertenecer a la Lista Roja. Puede llegar a un estado irrecuperable. Su deterioro es más lamentable viendo el lugar céntrico y predominante que ocupa en la Villa, que vive del turismo.

Se propone la recuperación del edificio y del contiguo que está en idéntica situación.

Noticias y/o bibliografía

Enlaces


Torre de los Velarde. Santillanadelmar.com


Bibliografía


Asúa de, Miguel.  Santillana del Mar románica y caballeresca. Talleres gráficos Herrera (ed.), Madrid, 1934.


Campuzano Ruiz, Enrique. Santillana del Mar, la villa y los pueblos. Ayuntamiento de Santillana, 2001.


De la Fuente Porres, Miguel. PATRIMONIO DE CANTABRIA (Qué, quien, donde, cómo, cuándo y porqué.), Santander, 2021.


Escagedo Salmón, Mateo.  Santillana del Mar, Colección Marques de Aledo, Tomo I,  Madrid, 1929.


González Echegaray, María del Carmen. Escudos de Cantabria. Tomo II. Asturias de Santillana.-I. Ediciones de Librería Estudio. Santander, 2001.


González Echegaray, María del Carmen. Los antecesores de don Pedro de Velarde.  Institución Cultural de Cantabria/Centro de Estudios Montañeses/Diputación Provincial. Santander, 1970.


Lafuente Ferrari, Enrique. El libro de Santillana. Ediciones Librería Estudio. Santander, 1999.


Solicitud de ingreso en LISTA ROJA

¿Conoces algún bien cultural o natural amenazado?

Solicitud de actualización en LISTA ROJA

¿Algún bien de la Lista Roja o Verde ha sufrido algún cambio?

Hazte socio de Hispania Nostra

#PatrimonioSomosTodos